¡Bienvenidos a la Parroquia de Miravalle y reciban un abrazo fraterno en Cristo de quienes conformamos la Parroquia Católica El Cristo de Miravalle!

Pese a ser una Comunidad pequeña, contamos con la fuerza, dedicación y fe que solo la persona de Jesús puede brindarnos.
Nuestra misión es la de evangelizar a los cientos de Católicos que necesitan encontar a Dios por medio de una vida coherente con los principios de nuestra fe.

Ser Católico es amar a Dios, creer en Él, conocerle y servirle:

1) Amor
2) Fe
3) Conocimiento
4) Obras

Esperamos poder compartir con ustedes un poco de nuestra luz y que Dios les bendiga siempre.

domingo, 17 de enero de 2016

CONOCIENDO NUESTRA FE: LAS IMÁGENES.

Estas son solo representaciones artísticas de Jesús, de María o de los santos. Nunca se debe adorar la imagen. Como un esposo guarda la foto de su esposa o de su familia, el cristiano utiliza el arte para representar a aquellos seres que nos están cerca. 

La foto de la esposa no es una necesidad para el esposo poder recordarlo. Es tan solo un signo que facilita el recuerdo. El cristiano tampoco necesita imágenes para orar ni para acercarse a Dios. Tan solo son una ayuda para elevar los sentidos ante algo tan complejo como lo es nuestra Fe.

El hombre siempre ha usado pintura, figuras, dibujos, esculturas para darse a entender o explicar algo. Estos medios sirven para ayudarnos a visualizar lo invisible; para explicar lo que no se puede explicar con palabras.

Existen representaciones de ángeles con alas y largos ropajes, incluso se ha representado a Dios como un hombre de edad con larga barba. Dios no tiene forma y los ángeles no son criaturas con alas o brillantes espadas; sin embargo el ser humano limitado necesita representarlo de alguna manera "tangible".

Algunos Cristianos critican a los Católicos por tener imágenes. Tener imágenes no tiene nada de malo al igual que tener cualquier cuadro en la casa o un poster de alguien conocido. Lo que sí está mal es darle una importancia que la imagen no tiene. 

Un cuadro de la Natividad o una imagen de algún santo son precisamente eso: una imagen y nada más. Si a una imagen religiosa le atribuimos poderes especiales, entonces hemos cometido una falta porque podemos caer en la idolatría.

Y por ultimo una confusión muy común en nuestro medio, el venerar imágenes. A las imágenes no se las venera, sólo se las admira como se admira una obra de arte o el mensaje cautivador que representan. A las personas sí que se las admira, y nosotros veneramos, admiramos y adoramos a Jesús.

Recordemos que la mente humana es limitada y necesita "ayudas visuales" pero hay que estar atentos y jamás adorar o venerar imágenes porque sólo Dios por medio de Jesús, nos dan la salvación.

Jorge Almeida Ch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario